¿QUÉ CONGELADOR COMPRAR EN 2018?

Es una pregunta que muchos nos hemos hecho  con anterioridad ¿No sabes por cuál decidirte?
¡No pierdas horas y horas buscando por internet! 
En congeladores.decalidad.info encontrarás la mejor recopilación de congeladores y accesorios  relacionados así como interesantes consejos y trucos para sacar el máximo partido a tu congelador.

CONGELADORES COMPACTOS

Regulador temperatura. Rejilla extraible

35 L.  | 4* |  A+ (153 Kw/h)  | 39 dB | 2 | 53 X 51 X 50 cm

También disponible con frontal de acero inoxidable

 Envío Gratis
Bastante bueno

CONGELADORES VERTICALES

Apertura derecha.

168 L.  | 4* |  A+ (230 Kw/h)  | 40 dB | 5+1 | 55 X 58 X 144 cm

+ 4.00€
Bastante bueno

ARCONES CONGELADORES 

Caja de congelado rápido

85 L.  | 4* |  A+ (182 Kw/h)  | 40 dB | 4 | 58 X 55 X 85 cm

 Envío Gratis
Bastante bueno

BOLSAS PARA CONGELAR

Extra fuertes y reutilizables

Sin cierre | cierre tipo zip | cierre tipo cremallera

DESDE:
3.99 €

(pack de 100 Und)

Bastante bueno

MAQUINA DE HELADOS

La más económica.

1.5 L.  |  Tu helado listo en 15 minutos

Producto no disponible

 Envío Gratis
Bastante bueno
Desde congeladores de calidad queremos facilitarte la tarea de buscar el  congelador que mejor se adapta a tus necesidades y dar respuesta a la pregunta que te ha traído hasta aquí ¿ qué congelador comprar ? . Por ello hemos preparado una relación con los congeladores más destacados del mercado indicándote cual de ellos es el recomendado para cada necesidad: compactos, de baúl, verticales, etc.. y para cada bolsillo: El más barato, el más completo, el que menos gasta, etc...
También encontrarás una amplia gama de accesorios y artículos relacionados con el frío y la conservación de los alimentos. Desde bolsas para congelar hasta heladeras.
No tengas dudas: estás en la web adecuada si buscas un nuevo congelador o estás pensando en reemplazar tu viejo congelador.
 

¿EN QUÉ CONSISTE LA CONGELACIÓN DE LOS ALIMENTOS?

La congelación es un proceso que nos permite alargar la vida útil de los alimentos mediante la aplicación a los mismos de frío extremo. Al reducir la temperatura, logramos  frenar la actividad de los elementos patógenos que causan el deterioro de los alimentos y, consecuentemente, podemos ampliar notablemente la fecha de consumo preferente de los mismos.
Para que el proceso de congelación sea eficaz se tiene que realizar de forma rápida y constante, esto es, realizarlo a muy bajas temperaturas y sin descensos bruscos de la misma.
Hay que pensar que al congelar un alimento lo que realmente estamos haciendo es transformar todo el agua que contiene en su interior en hielo. Aunque todos sabemos que el agua se congela a 0 grados Celsius, esto no es realmente cierto, ya que realmente el agua presente en el interior de los alimentos está mezclada con sales minerales y otros compuestos disueltos en la misma que hacen que el punto de congelación sea ligeremente inferior (cercano a los -4ºC)
Por otra parte, al congelarse, el agua forma cristales de hielo que serán de un tamaño más grandes cuanto más cercano a 0ºC sea la temperatura de congelación. Estos cristales son como pequeñas agujas en minitura, que al formarse pueden llegar a romper la estructura interna de los alimentos perdiendo así parte de sus propiedades al ser descongelados. Si la congelación se realiza a temperaturas más bajas, este efecto se reduce, por lo cual siempre es aconsejable congelar los alimentos al menos a -18ºC.
 
Cristales de hielo vistos al microscopio

Cristales de hielo vistos al microscopio

 
También es importante mantener una temperatura constante durante todo el proceso, para que la creación de los cristales de hielo sea uniforme. Y recordad que esta temperatura incluye toda la superficie del producto por lo que no es conveniente que un alimento que aún no está congelado entre en contacto directo con otro que ya lo está pues se al producirse un descenso brusco de la temperatura en la zona que ha entrado en contacto con el congelado puede dar lugar a las llamadas quemaduras por frío.